Publicidad

Trucos para contratar una Hipoteca

Sabemos que los préstamos hipotecarios, como operación financiera, sirven para comprar una vivienda, por ende se deben tener en cuenta los trámites a seguir, y todos los conceptos que se utilizan en la fase de tramitación hipotecaria. A la hora de pedir una hipoteca, vamos a citar los Trucos para contratar una hipoteca: Hacer el cálculo sobre toda la vida del crédito hipotecario a la hora de comprar vivienda y estima que es un error fijarse sólo en los cinco primeros años. para evitar males mayores, el organismo ofrece una serie de consejos a la hora de contratar una hipoteca. El cliente debe evitar las condiciones vinculantes que sean abusivas. hay que recordar que muchas entidades financieras ofrecen préstamos con un diferencial sobre euribor inferior al 0,5% pero condicionado a la suscripción de productos, planes de pensiones o fondos de inversión que encarecerán aún más la hipoteca. La exigencia de avales no se debe aceptar en ningún caso, pues lo que responde del crédito es el bien y el prestatario, no el avalista Los productos tóxicos como la cláusula suelo o los contratos swap, son de alto riesgo y deben evitarse. adicae considera que en la cláusula suelo lo equilibrado sería un suelo del 2% y un techo del 6%. si tu hipoteca tiene suelo, debes prestar atención. Por otra parte, no acudir a las reunificadoras de créditos, evitarlas porque como intermediarias entre clientes y entidades financieras, se llevan cuantiosas comisiones por ello y porque las soluciones que se obtendrán serán las mismas que negociando directamente con el banco. Hay que valorar a sangre fría si la economía familiar es capaz de soportar o no la carga que supone una vivienda en propiedad. Es un error fijarse sólo en los cinco primeros años. Si se hace el cálculo sobre la vida entera de la hipoteca se asegura el bienestar. Y si no se puede adquirir una vivienda, no se puede. El cliente debe evitar las condiciones vinculantes que sean abusivas. Por otra parte, la exigencia de avales es algo que no se debe aceptar en ningún caso: lo que responde del crédito es el bien y el prestatario. También hay que evitar productos tóxicos como el suelo, o los contratos de swap con cláusulas que varían el interés de fijo a variable y viceversa que son un producto de alto riesgo, y, por supuesto, nada de acudir a reunificadoras de créditos. Hay que tener en cuenta es el tipo de interés, que debe adecuarse a un plazo, el cual nos determinará la cuota cómoda a pagar. El TAE (Tasa Anual Equivalente), que es el coste efectivo anual del préstamo. Destaca el interés inicial, sus posibles revisiones, el plazo de amortización y las comisiones que la operación conlleva y es importante prestarle atención. Por otra parte, el plazo de amortización, que es el periodo que se establece en el préstamo para su total devolución. Es importante que el plazo permita pagar las cuotas cómodamente, teniendo en cuenta que un plazo muy largo genera más intereses de los necesarios. Las comisiones del préstamo, que serán: la de estudio, que corresponde a un % sobre el importe solicitado; la de apertura, por los trámites de la puesta a disposición del cliente de los fondos; y la comisión de cancelación, cuando hay la amortización anticipada total o parcial del préstamo.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *