Publicidad

Hipotecas en España

La hipoteca es una forma de garantía muy eficaz y por ello es mayoritariamente usada por las entidades financieras de crédito (bancos y cajas de ahorro), en sus préstamos y créditos, llamados hipotecarios por hallarse su devolución garantizada por el derecho real de hipoteca, y por cuya gran confianza se ha propiciado un notorio desarrollo del crédito territorial y favorecido así la creación de la llamada burbuja inmobiliaria. La reciente crisis financiera global, iniciada en la segunda mitad de 2007, ha arrastrado tras sí, aunque en menor medida, también una importante crisis inmobiliaria, y sobre todo la desconfianza de los ciudadanos de algunos países en las entidades bancarias. La hipoteca es un derecho real de garantía y de realización de valor, que se constituye para asegurar el cumplimiento de una obligación (normalmente de pago de un crédito o préstamo) sobre un bien, el cual, aunque gravado, permanece en poder de su propietario, pudiendo el acreedor hipotecario, en caso de que la deuda garantizada no sea satisfecha en el plazo pactado, promover la venta forzosa del bien gravado con la hipoteca, cualquiera que sea su titular en ese momento para, con su importe, hacerse pago del crédito debido, hasta donde alcance el importe obtenido con la venta forzosa promovida para la realización de los bienes hipotecados. Ahora bien, una vez mencionadas las características principales de las Hipotecas, es necesario prestar atención a lo que se conoce como sistemas de amortización ya que de ello depende el valor de la cuota. Existen diferentes formas para realizar la devolución del capital del préstamo. Las más conocidas son:
  • El sistema francés
  • El sistema americano
  • El sistema alemán
Si analizamos la situación actual de las Hipotecas en España, el Euribor, principal índice de referencia de los préstamos hipotecarios en España cerró julio alrededor del 1,065%, lo que supondrá un abaratamiento de unos 925 euros al año en las cuotas de los préstamos que se revisen, siempre y cuando la cláusula suelo lo permita. De esta manera, el índice suma nueve meses consecutivos de descenso y se encuentra en el nivel más bajo de la historia, tras cotizar diariamente por debajo del 1%. Teniendo en cuenta un préstamo medio de unos 140.000 euros a un plazo de 25 años y con un diferencial de 0,50%, quienes revisen su hipoteca con el dato de julio pagarán unos 77 euros menos que en el mismo mes del año anterior. Si se toma como referencia el ejercicio completo, las familias españolas hipotecadas verán reducido su gasto en este concepto en casi 925 euros respecto al año pasado. Estos mínimos del euríbor coinciden con los tipos de interés más bajos del euro, que desde este mes de julio están fijados en el 0,75%. Desde enero de 1999, su cuota más elevada la alcanzó hace cuatro años, en julio de 2008, el 5,393%. Si vemos el índice en la semana pasada, cotizó al 0,976%, y la media mensual se situó en el 1,072%. A falta de dos días de cotización, de confirmarse la senda bajista y el 1,065% estimado, supondrá un descenso de 1,118 puntos en comparación con el nivel de julio de 2011, cuando el índice estaba en el 2,183%. Si se compara con el mes anterior supone una caída de 0,154 puntos, pues en junio se situó en el 1,219%.
Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *