Publicidad

No se firman hipotecas: el sector de la vivienda paralizado

Con motivo del estado de alarma en el que nos encontramos desde el 14 de marzo en nuestro país a causa del Covid-19, son muchos los negocios e industrias que se han visto paralizados. Entre ellos el de la venta de inmuebles, que se ha visto completamente abandonado casi desde el principio de esta cuarentena.

Lógicamente, es del todo comprensible que la gente no tenga como prioridad en estos momentos el querer adquirir una nueva vivienda. Muchos ciudadanos se han visto sin trabajos o sin sus salarios habituales a causa del parón laboral y además se avecina una crisis económica importante para España, que ya es el cuarto país más afectado por el coronavirus a nivel global.

Los expertos auguran que el 2020 no va a ser un buen año para el sector inmobiliario, debido a la caída en picado que está experimentando la compraventa, se calcula que el porcentaje anual apenas llegue al 20%.

Se espera que las inversiones relacionadas con este sector se congelen casi por completo, así como las promociones de la vivienda también echarán el freno durante esta temporada. Desde luego, no son buenas noticias para el sector, ya que todo apunta a que el primer semestre acabará arrojando unos datos unos datos en el sector inmobiliario que no se habían visto en más de una década.

A pesar de que todavía no sabemos con exactitud cuánto puede durar toda esta situación excepcional, los expertos no quieren ser pesimistas, y por el momento se mantiene la idea generalizada de que la crisis que va a dejar la pandemia no alcanzará la misma magnitud que la que pudimos presenciar en 2008. Lo que sí que parece que es una realidad, es que este año está siendo y va a ser complicado, cuanto menos, y es muy probable que la situación financiera no se recupere hasta el año que viene.

Como ya hemos mencionado anteriormente, el cierre de los negocios y los despidos que se están dando a causa del confinamiento también afectan al sector inmobiliario. Esto se debe a que la gente ya no dispone del dinero que tenía antes, ni de las mismas ganas de hacerse con una nueva vivienda. También se prevé que mucha gente deje de pagar sus hipotecas ya que no son capaces de hacer frente a los pagos. El Gobierno ha creado una ayuda excepcional que tendrá vigor solamente durante la cuarentena, a través de la cual los usuarios podrán interrumpir el pago de la hipoteca.

Al estar totalmente prohibido salir de la vivienda a menos que sea por una causa de fuerza mayor, tampoco hay nadie que desee visitar las viviendas que se encuentran en venta, y aunque se puede visionar y comprar desde internet, los expertos no lo recomiendan.

En cuanto al tema de las inversiones, como ya hemos mencionado, estas van a sufrir una parálisis temporal que va a tener como consecuencia una bajada en el precio de los pisos. Los expertos afirman que se trata de una situación lógica dadas las circunstancias.

También te pueden interesar estos artículos

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *