Publicidad

El PP insiste en la desgravación por compra de vivienda

El Partido Popular ha decidido lanzar un ataque furibundo a favor de la desgravación por compra de vivienda, y lejos de esperar a que se celebren las elecciones del 20 de noviembre e instaurar esta desgravación de nuevo si, como parece, sale ganador de los comicios, ha decidido iniciar una especie de precampaña electoral basada en la búsqueda de la restitución de este favor fiscal a la compra de vivienda.

Recordemos que la desgravación fiscal por compra de vivienda es un concepto instaurado por el propio Partido Popular cuando llegó al poder en el año 1996 con la idea de conseguir dinamizar el sector económico de la construcción y potenciar así una mejora de las condiciones del país, que por aquel entonces se encontraba saliendo de otra crisis, no tan grave como la actual, pero sí de cierta enjundia.

Una desgravación fiscal por compra de vivienda que estuvo detrás de la generación de la burbuja inmobiliaria que ha desembocado en la situación actual, y es que los precios de las viviendas se fueron inflando de manera artificial ya que los compradores buscaban una desgravación para sus impuestos, con lo que los promotores y constructores acababan por repercutir este ahorro en el precio final de los inmuebles.

Ante esta situación, y para evitar que se volvieran a sentar las bases de una nueva burbuja, el actual gobierno del PSOE decidió eliminar, al menos parcialmente, la desgravación fiscal por compra de vivienda, limitándola tan sólo a aquellas familias con ingresos por debajo de los 24.000 euros anuales, lo cuál fue muy mal recibido por el sector de la construcción.

Y es que este sector estaba demandando ayudas por parte del Gobierno para intentar paliar la paralización casi absoluta de la venta de viviendas como consecuencia de los últimos coletazos serios de la crisis. Ante ello, el Gobierno, haciéndose sensible a estas peticiones acaba de reducir ahora el IVA que grava la compraventa de viviendas, rebajándolo del 8% al 4%.

Es evidente, por otro lado, que el Partido Popular, a través de sus agrupaciones autonómicas, está intentando hacer mella en el Gobierno, intentando arañar votos por todos los lados, ya que en realidad la petición de restitución de la desgravación fiscal por compra de vivienda para el conjunto de la sociedad no tiene ningún sentido práctico, ante la inminente disolución de las Cortes generales y posteriores elecciones generales.

Habrá que aguardar, desde un punto de vista más pragmático y realista, a que se forme el nuevo gobierno resultante de las urnas, para comprobar hasta donde está dispuesto el Partido Popular a llegar en sus ayudas al sector de la construcción, y en que forma afectan a la creación de una nueva burbuja inmobiliaria que pueda sentar las bases para una nueva crisis.

Contenidos relacionados:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *