Publicidad

Baja el Euribor pero suben las hipotecas

La crisis económica por el Covid-19 ha generado una serie de problemas en la economía de nuestro país, así como en el resto del mundo. En este caso, nos centraremos en la bajada que ha experimentado el euribor, que a retomado casi de manera irremediable una actitud bajista.

Los datos aportados por expertos lo dejan muy claro. El euríbor lleva meses atrapado en una racha de cifras negativas, que cada vez van a peor. Durante el pasado mes de mayo, dicho indicador alcanzaba una cifra ligeramente baja en su historia, de -0,081%. Tan sólo un mes después, en junio, se ha casi duplicado en números negativos, con un -0,147%, siendo la más baja desde el comienzo del estado de alarma a mediados de marzo.

Cifras del Euribor

No obstante, las cifras en negativo del euríbor no son suficiente para que se rebajen los precios en las hipotecas. Debemos recordar que, durante estas mismas fechas en el año anterior, el euríbor estaba a -0,019%, y tan sólo hace medio año había caído hasta el -0,261%.

En otras palabras, todos aquellos usuarios que dispongan de un préstamo variable para sus hipotecas, van a ver como el precio de estos se encarece notablemente, concretamente de 50 euros más a pagar cada año. Algo que, dadas las circunstancias en las que nos encontramos, es una complicación añadida para los ciudadanos españoles.

Los expertos prevén que el euríbor continuará en esta misma línea bajista durante unos cuantos meses, puesto que su tasa diaria se encuentra por debajo del -0,2%. Para tratar de poner cierto remedio a toda esta complicada situación, el Banco Central Europeo puso en marcha una ampliación respecto a su programa de compra de deuda, de manera que países tan afectados por la crisis del Covid-19 como España no tengan que asumir de golpe todas las consecuencias de la misma.

Dicha ampliación consiste en añadir 600.000 millones de euros al Programa de Compras de Emergencia para Pandemias, cuyo origen se remonta al estallido del Coronavirus en Europa y que contaba en un primer momento con un total de 750.000 millones. Por lo tanto, la deuda asciende a 1,35 billones de euros.

También es importante destacar que el BCE ha ampliado las compras de deuda, de momento, hasta finales del mes de junio del año que viene, además de comprometerse a continuar reinvirtiendo principalmente en todos aquellos valores que vayan venciendo.

Pero aquí no acaban las medidas tomadas por el Banco Central Europeo, ya que ha estado manteniendo los tipos de interés en los mínimos del 0,0%, en el cual ya llevan más de cuatro años consecutivos. Haciendo todo esto, el objetivo de la entidad europea es impulsar la inflación de la eurozona, por lo menos hasta que se sitúe casi en el 2%.

Por todas estas razones, los expertos ven extremadamente complicada una vuelta del euríbor a cifras positivas en el corto plazo. De hecho, la mayoría especula que no vamos a ser testigos de esta recuperación, por lo menos, hasta dentro de dos años.

Publicidad