Publicidad

Sube el precio de la vivienda libre

Acabado el año 2019, es momento de repasar sus cifras respecto a la vivienda, donde se puede observar que el precio de la vivienda libre ha sufrido cierto aumento en comparación con años anteriores. Las cifras y los motivos de esta subida son los siguientes.

hipoteca

Gracias a los datos actuales obtenidos del Índice de Precios de Vivienda que gestiona el Instituto Nacional de Estadística o INE, podemos afirmar que el coste de la vivienda libre ha sufrido un aumento de que apenas supera el 5,1%, lo que supone su sexto repunte anual, además de que también resultó ser el menos destacable desde 2016.

Este tipo de coste ha sufrido grandes cambios en sus porcentajes año tras año, especialmente entre los años 2008 y 2013, cuando el descenso en sus porcentajes se hizo muy evidente. Durante 2008 se experimentó una pequeña disminución, del 1,5%, tras lo que en 2009 se disparó hasta el 6,7%. Al año después, la bajada fue mucho más suave, del 2%, pero de nuevo en 2011 aumentó hasta el 7,4%. En 2012 aumentó todavía más, alcanzando el 13,7%, terminando en 2013 con una bajada ligeramente menos contundente, del 10,6%.

A partir del año 2014 la situación comenzó a mejorar para el precio de la vivienda libre, puesto que hasta ahora todos sus porcentajes habían sido en negativo. Aquí es donde los porcentajes comienzan a situarse en cifras positivas de forma progresiva, concretamente del 0,3%. Al año siguiente, en 2015, el aumento fue de un 3,6%. En 2016 alcanzó el 4,7%, y en 2017 llegó hasta el 6,2%. El último año en el que notamos un aumento notable fue en el pasado 2018, con  un 6,7%. A lo largo de este último año no se ha notado una subida más allá de lo habitual.

Subidas de los precios de vivienda 

En cuanto al precio de los tipos de vivienda, podemos ver que el inmueble de segunda mano apenas llegaron al 4,7% en este último año. Es de los menores crecimientos que se encuentran registrados desde el 2016. La diferencia en este caso la marcan las viviendas a estrenar, ya que la media de estos inmuebles subió al 7,3%, un repunte que no se había visto tan evidente desde el año 2007.

En comparación con el final de año que se dio en 2018 respecto a los precios de la vivienda libre, estos aumentaron un 3,6%. Es decir, nos encontramos ante una tasa interanual mínima, equiparable a la que se dio en los primeros trimestres de 2015. Hasta ahora se han dado 23 trimestres seguidos de porcentajes positivos.

Lo más destacable de todo esto es que en los tipos de viviendas, en comparación con 2018, aquellas que eran de segunda mano tuvieron una tasa interanual ligeramente mayor, del 3,4% y las que estaban para entrar a vivir directamente, aumentaron un 5,3% .

Hipotecas baratas

Qué son las viviendas libres 

Al hablar de viviendas libres, nos referimos a todos aquellos inmuebles que no han necesitado la ayuda del sector público para construirse. No solamente las empresas pueden ser dueñas, también cualquier persona en disposición de realizar la compra. Es importante destacar que, al no necesitar ningún tipo de ayuda pública, su precio se rige únicamente en base a la ley de oferta y demanda.

Como ya hemos mencionado, este tipo de viviendas pueden ser de dos tipos: nuevas o de segunda mano. En el momento de realizar la compra, debemos informarnos sobre las ventajas y desventajas que tienen cada una de ellas, y no pensar que una es mejor que otra, sino que hay que escoger en base a nuestra situación personal y económica. Además es conveniente analizar aspectos como el lugar en el que se encuentra la vivienda, el precio que tiene, el tipo de materiales y la calidad de la que dispone, entre otros.

Por ejemplo, en las viviendas que son para estrenar, encontramos una ventaja que las hace realmente atractivas, ya que no es necesario hacer ningún tipo de obra en el inmueble, la mudanza puede ser inmediata y no debería suponer ningún tipo de problema para su comprador, lo que no es garantizable si se adquiere una vivienda de segunda mano, ya que puede traer consigo ciertas pegas, averías o reformas que son necesarias para vivir allí.

En las viviendas de segunda mano, podremos disfrutar de otro tipo de ventajas. Algunas de ellas son: decidir al detalle la decoración que queremos introducir antes de entrar a vivir, a diferencia de las viviendas que se acaban de construir, estas se encuentran muy bien situadas y son mucho más baratas.

También te pueden interesar estos artículos

 

Publicidad