Publicidad

La compraventa de viviendas puede retraerse por la incertidumbre legislativa

En poco más de un año la legislación hipotecaria española ha sufrido tres modificaciones significativas, unas para enfriar la burbuja inmobiliaria y otras, las últimas, para potenciar la compraventa de viviendas, lo cuál, lejos de resultar efectivo ha terminado por llenar de incertidumbres al mercado y hacer que los compradores se lo piensen dos veces antes de decidirse a comprar una vivienda.

Y es que, según la opinión de la mayoría de los analistas, la incertidumbre es el peor enemigo del consumo de larga duración como es el inmobiliario, ya que los compradores tienen ahora miedo de comprar y que dentro de poco la legislación cambie a lo que podía haber sido a su favor.

Porque a poco que echemos la vista atrás nos encontramos con un incremento del IVA, en julio de 2010, pasando éste del 7% al 8%, lo cuál provocó un encarecimiento generalizado de las viviendas y, por tanto, una contracción de la demanda.

Después, el 1 de enero de 2011, nos encontramos con una eliminación de la universalidad de la desgravación fiscal por compra de vivienda, lo cuál provocó que gran parte de la ciudadanía española no pudiera beneficiarse de esta desgravación fiscal en la compra de nuevas viviendas.

Y ahora, tras el Consejo de Ministros extraordinario del viernes 19 de agosto nos encontramos con la reducción del IVA que se aplica a la compraventa de viviendas, pasando éste del 8% al 4%, con el objetivo primordial de dinamizar al sector.

Entonces, ¿qué es lo que puede pensar un consumidor? Básicamente, ¿para qué comprara ahora si en unos meses puede haber un nuevo Decreto que me puede beneficiar? Así, el Decreto del Gobierno en virtud del cuál se reducía el IVA del 8% al 4%, lejos de dinamizar al sector inmobiliario lo ha llenado de incertidumbres y ha provocado una reducción generalizada de la demanda.

Sin duda, habrá que esperar unos meses hasta que la demanda se pueda recuperar, porque todo apunta a que la rebaja es suficientemente significativa como para que los inversores decidan atacar ahora la compra de vivienda, sin esperar a que en un futuro cercano pueda haber nuevos cambios que provoquen una pérdida neta en sus ventajas.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *