Publicidad

Beatriz Corredor defiende las medidas del Gobierno

La otrora Ministra de Vivienda y actual Secretaria de Estado del ramo, Beatriz Corredor, se ha reunido con los agentes participantes en la Comisión de Vivienda destinada a impulsar el sector que reúne a las principales empresas y asociaciones afectadas de una u otra manera por la crisis hipotecaria, y en ella ha defendido a ultranza las medidas aprobadas por el actual Gobierno del que forma parte.

En primer lugar, Corredor ha defendido la bajada del IVA del 8% al 4% como una de las medidas estrella de la actual legislatura y gracias a la cuál el sector inmobiliario conseguirá dinamizarse y recuperar parte de su prestancia reduciendo así el tremendo stock de vivienda que sigue asolando al sector de una manera permanente e impide su recuperación.

Sin embargo, Corredor no ha querido entrar a valorar el cambio de tendencia practicado por el Gobierno que ha pasado de incrementar el IVA que afecta a la vivienda a subirlo en apenas un año, lo cuál ha llenado de incertidumbres a los participantes en el juego hipotecario, pero Corredor se ha defendido diciendo que se trataba de circunstancias diferentes.

En su lugar, Beatriz Corredor ha hecho hincapié en la modificación de la desgravación fiscal por reforma en la vivienda habitual que, a su juicio, ayudará a recuperar gran parte del empleo destruido en el sector de la construcción que ahora podrá reubicarse en el sector de las reformas realizando un trabajo prácticamente idéntico al anterior.

Tampoco ha querido hablar de las modificaciones referentes al alquiler de vivienda y del fracaso generalizado que está suponiendo la Sociedad Pública de Alquiler, sin apenas éxitos reconocidos y acumulando más déficit operativo que operaciones resueltas con éxito.

Beatriz Corredor sí ha admitido, por otro lado, que el principal objetivo tanto de este gobierno como del que salga de las urnas el próximo 20 de noviembre, deberá de ser la recuperación del stock de vivienda, dando salida a la gran cantidad de viviendas construidas pero que se encuentran vacías por falta de compradores o por falta de financiación.

Una falta de financiación que es, en realidad, la gran asignatura pendiente del Gobierno actual ya que nunca supo exigir a los bancos y cajas españoles que respondieran a la ayuda que habían recibido del Gobierno vía rescate mediante la concesión de hipotecas y financiación en general a los ciudadanos, una exigencia que todas las asociaciones de consumidores le pidieron en repetidas ocasiones, aunque nunca fuera escuchada.

Ahora, en menos de un mes de legislatura, antes de que se disuelvan las Cortes, el Gobierno poco podrá hacer, que no haya hecho ya, para ayudar al sector inmobiliario el cuál sigue anclado en sus problemas endémicos, sin una solución plausible a la vista.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *